domingo, 18 de mayo de 2008

Qué es y qué no es un Chipo

A través de internet han comenzado a circular fotografías desinformando a la comunidad sobre los chipos, insectos transmisores del Trypanosoma cruzi, causante del Mal de Chagas.
Un chipo en esencia es un chinche, insecto hematófago (es decir, que se alimenta de sangre de vertebrados). Pertenecen a la familia Reduviidae del orden Heteroptera/Hemiptera, conocidos como "Chipo" en Venezuela, "Pito" en Colombia, "Barbeiro" en Brasil y "Vinchuca" en el resto de América del Sur.
Las imágenes adyacentes presetan al famoso chipo, también llamado científicamente como Rhodnius prolixus. Nótese la proboscide en su rostro (especie de pitillo-aguja chupador) a través de la cual se alimenta.

El Tripanosoma cruzi, parásito que transmite el chipo, siempre ha vivido en Caracas en mamíferos reservorios de las zonas verdes, particularmente en roedores, rabipelados, cachicamos y venados.

Por cierto, no todos los chipos están infectados con el Trypanosoma cruzi, y la infección no se da por la picada en si, sino por las heces depositadas por el animal en alguna lesión que puede ser la misma picada, pero no necesariamente ésta, tal y como puede observarse en la siguiente imagen, tomada de http://www.uta.edu/chagas/html/biolTinf.html

NO TODOS SON CHIPOS

Algunas fotos que han estado circulando en internet no son de chipos, y esto puede provocar una situación de angustia innecesaria. A los seres humanos su presencia pudiera causarles alarma y angustia infundada frente a un animal inofensivo. A los insectos, les crea una amenaza adicional en su supervivencia, siendo algunos de ellos considerados en situación de riesgo.

Por ejemplo, la imagen de la derecha, tomada por los lados de Terrazas del Avila, es de un escarabajo o coleóptero llamado "Arlequín" que no es peligroso, y hasta ha sido considerado "vulnerable" por algunos entomólogos.

Vale decir que no es hematófago y sólo se alimenta de la madera, gracias a un complejo sistema de bacterias comensales que degradan este material y proveen al insecto de los alimentos para sobrevivir. Fíjense bien en el par de antenas tan largas que posee y la forma de su cuerpo.

Alguien me comentó que había sido "mordido" por uno de estos animales, lo cual no sólo es una exageración, pese a que posee mandíbulas para triturar la madera, pero ni es dañino para los seres humanos, ni es capaz de atacar a nadie.

Si se encuentra con uno, tómelo con un vaso con tapa o caja y libérelo en un jardín, preferiblemente donde existan árboles.
Si desea obtener más información no deje de consultar el siguiente libro, así como el link que le lleva directamente a una fotografía profesional del escarabajo.


sábado, 19 de enero de 2008

¿Cuántos insectos existen en el Planeta?

En el planeta se calculan al menos 750.000 especies de insectos descritas por la Ciencia, sin embargo, este número podría incrementarse entre 1,5 y 30 millones de especies, en la medida que las investigaciones científicas continúen profundizándose.
Constituyen la clase más grande de los artrópodos y son los únicos invertebrados que poseen capacidad de volar.
Los rasgos que caracterizan a un insecto es que poseen tres regiones corporales: la cabeza, el toráx y el abdomen, y tres pares de patas. En la cabeza se encuentra un par de antenas y un conjunto de piezas bucales muy complejas que se desarrollan de una manera u otra según las especies.
El número de ordenes que se admiten dentro de la clase insectos varía según los autores, ronda normalmente sobre los 28 o 30, y se agrupan en dos grandes grupos: apterigotas, aquellos que no poseen alas; y pterigotas que son aquellos que tienen alas o bien las han perdido secundariamente. A su vez, los pterigotas se pueden dividir en dos subgrupos más, exopterigotas que corresponde a aquellos insectos con una sola metamorfosis parcial y no poseen fase pupal, y en endopterigotas que corresponde a insectos con metamorfosis completa y con fase pupal, sus fases juveniles son larvas.